cases

Las casas de Maïs son depositarias de los recuerdos, los temores y los anhelos de su interior. Como en las culturas antiguas, cuando se contruïan casas para los difuntos como refugio para su espíritu, cada hábitat que la artista crea se convierte en el asilo de un fragmento de su alma.
Violant Porcel, Texturas, en prensa.

els camins del vent
hierro
58 x 25 x 25
2004

“ Maïs trabaja hacia fuera. Deja fluir sensaciones e ideas a partir del movimiento interno que la sacude por haber osado ir más allá del esmalte y llegar a la escultura sin abandonar el fuego.”

Mercè Ibarz, díptico Maïs de Galeria Magdalena Baixeras, 1993

el galliner
hierro y esmalte al fuego
90 x 37 x 25
2004

desglaç
técnica mixta
58 x 25 x 25
2002

la casa dels somnis
hierro y esmalte al fuego
58 x 25 x 25
2004

de cor
técnica mixta
58 x 25 x 25
2005

sagrari
técnica mixta
58 x 25 x 25
2005

babel
técnica mixta
58 x 25 x 25
2005

"fil i randa"
técnica mixta
58 x 25 x 25
2005

de nit
técnica mixta
58 x 25 x 25
2005

cicatrius
madera y tela
65 x 23 x 23
2007